Fugas Eléctricas y Seguridad Personal

Martes, 19 Agosto   

Fugas de corriente eléctrica fácilmente evitables, manipulaciones incorrectas de enchufes, cables o clavijas y el afán de arreglar por nosotros mismos pequeños desguisados provocan cada año numerosos accidentes domésticos -algunos de ellos muy graves- que se deben evitar siguiendo unas sencillas pautas. No obstante, ante la duda hay que optar por la seguridad y contratar a un profesional.

* Cuando trabaje en una instalación o en aparatos eléctricos respete las normas de seguridad. Además de correr peligro de muerte, una intervención desafortunada puede provocar un incendio.

* No emprenda un trabajo que sobrepase sus conocimientos. Solicite los servicios de un profesional.

* Antes de realizar cualquier reparación desconecte la corriente eléctrica. Si después de hacerlo tiene dudas, utilice un buscapolo (detector de tensión) para asegurarse de que no hay una fuga de electricidad.

* No olvide que el cuerpo humano mojado es un excelente conductor de electricidad. Manipule las instalaciones y los aparatos eléctricos con las manos perfectamente secas.

* Evite estar descalzo o con los pies húmedos.